portada

Cerramos la saga de Dan y Rita y sus aventuras por el páramo, ¿o no? El universo que ha creado Israel en Punkapocalyptic es enorme y hay espacio para contar muchas más historias, pero por ahora nos despedimos de nuestros dos héroes. Quién sabe si volveremos a encontrarnos con ellos mientras seguimos a unos mutardos que intentan sobrevivir. Israel y Alberto han formado un excelente equipo en estos cómics llenos de humor y acción, así que hemos hablado con ellos para que nos cuenten más cosas sobre su trabajo.

1. ¿Estaba la historia de Dan y Rita cerrada cuando se publicó el primer libro?

Israel: Ni de coña. No sabía si habría segundo volumen, así que la idea era intentar cerrar el arco de las Minas del Olvido, pero dejarlo lo suficiente abierto para poder continuar con ellos. Sí que desde el principio la idea era “hacer un Vegeta” y llevarla de nuevo con los protas. Lo sé, no soy original.

2. El universo de Punkapocalyptic sigue creciendo. ¿Cómo se complementan los diferentes formatos entre ellos? (Cómic, miniaturas, juego de rol).

I: En principio solo estaba el juego de miniaturas, así que la cosa era sencilla. Aunque no lo necesitaba en demasía, nos encantaba el tema del trasfondo y creamos un montón, y además lo fuimos expandiendo y avanzando su línea temporal conforme salían nuevas facciones. Cuando salió el cómic, la idea era que estuviera enmarcado en ese universo, pero que realmente no tocara nada trascendental, y sobre todo cualquiera que lo leyera no necesitara saber nada más que lo que estaba en las viñetas. Está claro que quien conozca el trasfondo de Punka ve guiños, como puede ser a Ochodedos firmando autógrafos en Sinagua, pero si te los pierdes no pasa nada.

El juego de rol sí que ya nos obligaba a unirlo todo. Allí el trasfondo es una parte muchísimo más fundamental, tanto para la Directora de Juego como para los Jugadores. Puesto que se empezó a trabajar en el juego de rol hace bastantes años, cuando por fin salió a la venta hace unos pocos meses, el trasfondo estaba un poco “atrasado” respecto al juego de miniaturas y los sucesos que habían ido sucediendo. Pero lejos de ser un problema, eso nos permite ahora ir ampliando en los suplementos del juego de rol la información sobre todo lo que ocurrió, y tener claro cómo avanza la información, que finalmente alcanzará al juego de miniaturas y luego ya irán de la mano. El juego de rol también nos ha permitido meter información sobre algunos de los sucesos acaecidos en el cómic.

Realmente me gustaría en futuros cómics combinar el sacar historias simplemente situadas en ese mundo que hemos creado, con otras que sean realmente importantes en el trasfondo que contamos en el juego de rol y el de miniaturas.

3. ¿Qué parte es la que más os ha gustado hacer?

I: Personalmente me lo pasé muy bien escribiendo la parte del fuerte del V Reich y sobre todo los dos de la puerta y los lazos que les unen. 

Alberto: A mí la base abandonada debajo de la montaña, en el primer número.

4. ¿Cómo fue el proceso de creación de esta segunda parte? ¿Teníais unos plazos fijos? ¿Cómo organizasteis el tiempo?

I: Realmente esta segunda parte fue en cierta manera más relajada. En la primera no teníamos claro si la campaña de KS saldría adelante y si por tanto habría cómic, así que simplemente hicimos y mostramos un par de páginas. Pero una vez que sí que lo conseguimos financiar, teníamos que cumplir los plazos que habíamos dado. En esta segunda parte nos lanzamos a la piscina y todo el cómic se hizo antes, sin la seguridad de poder sacar adelante la campaña de financiamiento. A ver, el primero nos funcionó bien y teníamos unos números que nos decían que debía salir, pero siempre hay nervios. Pero el caso es que queríamos hacer el cómic lo más perfecto posible, y cuando estuviera, estaría. En la primera además el guion se iba escribiendo poco antes de que Alberto dibujara, mientras que en el segundo cuando empezó estaba ya muy avanzado y se terminó cuando al dibujo aún le quedaba bastante.

En mi caso, después del primero también tenía claro cuando Alberto me hacía más caso o menos, o donde él podía mejorar mis ideas, así que había partes donde le daba todo más cerrado, y otras donde le dejaba mucha libertad de cara a la composición. Digamos que en el primero le hice unos bocetos con la composición de las viñetas para todas las páginas, y en este segundo me limité más a describir cómo debían ser o incluso solo lo que debía ocurrir.

A: Más fácil que en el primero, sin fechas y un poco estilo Marvel, Isra decía lo que iba a pasar en las siguientes páginas y yo iba haciendo las composiciones.

5. El cómic tiene algunas referencias a la cultura pop, ¿Cuáles son vuestras fuentes de inspiración?

I: Como alguien que tuvo su infancia en los 80, es imposible que no me tiren cosas de esa época. Obviamente en algo post-apocalíptico es difícil no hablar de Mad Max, pero en mi caso he tirado más por las que yo llamo pelis cutreapocalípticas. Cosas como America 3000 o She, o el exploitation italiano o filipino de este género. En el cómic desde lo indie a lo 2000 AD o Tank Girl, a todo el tono de Gart Ennis en sus cómics más gamberros.

A: Yo suelo fijarme en diferentes autores, en los que mejor encajan para cada proyecto pero casi siempre vuelvo a Moebius que es mi autor preferido de todos los tiempos.

6. ¿Podéis describir el libro en tres palabras?

I: Macarra, gamberro y desenfadado.

A: Lo más mejor, jajaja.

7. ¿En qué proyectos estáis trabajando?

I: Ahora mismo Punkapocalyptic ha crecido mucho, así que absorbe todo mi tiempo, ya sea con trasfondo, reglas, la comunidad, etc… y sí, también he empezado otro guion situado en este mundo.

A: Actualmente en otro cómic, Dugan, ya próximo a su publicación y dibujando las tiras sobre el Sporting en el Comercio.

8. ¿Con qué facción os gustaría trabajar en el futuro?

I: En formato cómic con los Chatarreros. Son la gente que busca en los restos del Mundo de Antaño material con el que comerciar. No es sencillo, porque justo esos sitios suelen estar llenos de bestias mutantes. Lo interesante es que son bastante excéntricos, les gusta vestirse con cosas de las que encuentran, lo que puede dar una apariencia de lo más extraña. Pero además les gusta cacharrear con lo que encuentran, creando nuevos aparatos. Aunque yo siempre tendré un idilio con los Mutardos.

A: Mutardos, sin duda.

9. Punkapocalyptic nos ofrece la visión de un mundo destrozado donde los peores rasgos humanos salen a la luz, pero todo con mucho humor, dejando al final una sensación optimista. ¿Compartís está fe en la humanidad?

I: Es que aunque por supuesto es un mundo despiadado, donde cualquiera puede rajarte por un mendrugo de comida, eso mismo hace que merezca la pena reírse de todo. Cuando todo es tan serio, ya no merece la pena tomarse nada en serio. Y es que el patetismo puede ser bastante gracioso.

Pero fe en la humanidad poca, la verdad. Digamos que mi visión se acerca más al origen de este Páramo, donde los poderosos, una vez que extrajeron todo lo que pudieron de la gente común, les dio la patada bajo falsas promesas.

A: Punka se asemeja mucho, bajo mi punto de vista, a Tank Girl, es algo que no se toma a si mismo muy en serio. Si así fuera el final sería mas pesimista y la historia devendría en una tragedia fácilmente, pero al darle este tono ligero cualquier final encajaría perfectamente como es el que tenemos. Hay que decir que fue un epílogo añadido a última hora e Isra lo bordó.

10. ¿Cómo ha sido el trabajo con Cósmica? ¿Repetirías?
I: Genial. ¿Si repetiría? ¿Donde hay que firmar?
A: Muy bueno, claro que repetiría.

Deja un comentario